SUBE TU PUBLICIDAD | CONTACTENOS
VISITANTE
Río Magdalena y Bocas de Cenizas.
Barranquilla no sólo atrapa por la calidez y espontaneidad de su gente, apenas el turista se vuelve visitante de sus playas y amante de su brisa, empieza a descifrar los significados de un lugar que cuenta con, además de estos privilegios, uno de sus mayores ensueños: el río Magdalena.

Y para conocer, aunque sea unos pocos kilómetros de la principal arteria fluvial de Colombia, es recomendable visitar el barrio Las Flores, adornado de casetas artesanales donde se puede degustar un almuerzo típico constituido por pescados y mariscos, que acompasados con el murmullo de la brisa y el marco impresionante de su río tutelar, invitan al disfrute pleno.

Es en esta zona, ubicada al noroeste de la ciudad, donde el viajero puede tomar el tren eco-turístico, -travesía que dura media hora- y que lo llevará hasta Bocas de Ceniza, lugar donde el río se une al mar Caribe dando paso a uno de los espectáculos naturales más vistosos.